Quiero Educación Pública - Todas y todos tenemos derecho a una educación de calidad Quiero Educación Pública - Todas y todos tenemos derecho a una educación de calidad

Chiloé también pide fortalecer la educación pública

Como en el resto del país, en Chiloé también alumnos, apoderados y profesores se manifestaron muy interesados en el aportar ideas, expresar inquietudes y debatir sobre el sentido y los objetivos de la educación pública.

Así lo puedo constatar un equipo de la campaña “Quiero Educación Pública, liderado por la presidenta de la FEUC, Naschla Aburman, que visitó la Décima Región y cruzó el canal de Chacao para llegar hasta la Isla Grande de Chiloé y saber qué piensan, qué necesitan y cómo viven la educación pública.
En Castro, lugar de peregrinaje turístico en verano, especialmente apetecido por los jóvenes, el equipo de la campaña se reunió, en la escuela Luis Uribe Díaz, con representantes de varias escuelas y liceos de la comuna.
“Así demostramos que Chiloé no es importante solo en verano cuando salimos de vacaciones, también lo es durante todo el año porque aquí, a tantos kilómetros de distancia de la capital, hay niño, niñas y jóvenes, familias que quieren una mejor educación”, afirmó la presidenta de la FEUC.
Los sueños se resumen tal vez en la frase de un estudiante que en el encuentro señaló: “no queremos que se nos sentencie a trabajar en las pesqueras”. Pero también en las palabras de otro joven que acotó: “muchas veces somos vistos como puntajes con patitas”.
Una inquietud importante en Chiloé es la gran disparidad de escuelas y liceos, los hay que son considerados muy buenos por sus comunidades educativas así como otros que presentan problemas de infraestructura relevantes, aunque lo toman con humor. “Todo Chiloé gotea”, dice una joven.
Falta de profesores – en especial las llamadas escuelas unidocentes donde un maestro se hace cargo de pocos alumnos, pero casi todos de cursos distintos – , docentes sin título – “cualquiera hace clases” – problemas de infraestructura y conectividad son parte de la realidad educativa de esta zona.
En los encuentros un punto esencial ha sido motivar a alumnos, profesores y apoderados a expresar sus opiniones porque “la comunidad educativa tiene mucho que decir”. En este sentido, el financiamiento estable para la educación pública básica y media y la desmunicipalización –para algunos el regreso de las escuelas al Ministerio de Educación- concentran las inquietudes de los padres. En tanto para los estudiantes se centra en las pruebas SIMCE y PSU, la selección y la necesidad de una educación integral.
Y entre los aspectos positivos de la educación pública se mencionó la diversidad. “En el liceo hay personas que son hijos de familias muy distintas, algunos tienen problemas o les cuesta estudiar, pero uno los puede ayudar y la diversidad es buena porque así es el mundo en que vamos a vivir cuando salgamos del liceo”, afirmó una estudiante.
Finalmente, la presidenta de la FEUC sostuvo un encuentro con medios de comunicación de la zona, en la Plaza de Castro, para dar a conocer los objetivos de la campaña “Quiero Educación Pública”.